viernes, 26 de septiembre de 2014

&

Gt

domingo, 17 de agosto de 2014

EL VIVIDOR SAUL GONZÁLEZ



A veces en la vida te aparecen personas vestidas con piel de corderito y que en realidad son auténticos lobos. Personas, por dejarlo así de momento, de las que te arrepientes de haberlas conocido. Una de estas personas que un mal día se atravesaron en mi camino es Saul González. el nombre en sí es insignificante, pero dirá un poco más, por lo menos para los vascos, si señalo que es cuñado de la hermana de Yoyes, por estar casado el hermano de éste con la hermana de aquella.
Me encontraba yo en el restauran de mi amigo hablando con él la tarde del 24 de diciembre del 2013, cuando se acercó a nosotros el tipo. de estatura normal usaba bigote, justo sobre éste, en el lado
derecho, le sale lo que parece un pene o pequeño pitoncito.
Junto a Saul, pues de él se trataba, una jovencita que pensé era su querida y que según dice es su hija. Muy simpático me saludo y se despidió tanto de mí como de mi amigo y otras personas.
Nos volvimos a ver una semana después y ya me dijo que me podía dar trabajo con él, era ingeniero y se dedicaba a la electricidad. Lo más importante para mí era el seguro social, ya que necesitaba estar afiliado a él durante un año para tener la posibilidad de jubilarme.
En ese entonces yo esperaba también un crédito que estaba por coseguirme otra persona para comprar un coche.
Mi amigo me habla un día para decirme que iría al restaurante, pues Saul quería hablar conmigo para lo del trabajo.
Ya juntos y mi amigo de testigo, le hice ver una vez más que yo de electricidad ni sabía nada ni me interesaba pues es algo que me da pánico. La respuesta, también una vez más, era que no importaba, mi trabajo se iba a tratar de hacer páginas de internet y mandarlas a empresas para ofrecer los servicios, así como ir a visitar a sus clientes, además estaba haciendo unos calentadores solares, los que había que ir a vender a hoteles y para lo cual ya había comprado una camioneta.
De momento no me podía pagar mucho, 1200 a la semana, pero esto como mucho sería cuestión de tres meses, además en poco tiempo nos íbamos a ir a Cancún, pues allá nos iba a salir trabajo para los hoteles.
Ya habíamos quedado que en una semana me iba cuando me habla mi amigo y me dice que ya tengo el crédito aprobado y que con Saul el trabajo no es fijo, pues luego no tiene, así que le digo que le pregunte seguro si no para quedarme en donde estaba. Al rato me habla y me dice que sí, que le ha dicho que no falla el trabajo, así que rechazando el crédito me voy con Saul.
Cuando llego al restaurante de mi amigo, lugar de la cita con Saul, aparecen dos achichincles que trabajan con él, Toño y Manuel. Toño viene siendo quien manda y da las órdenes después de Saul. Éste me sube a una gran casa con dos pisos, Abajo hay varios coches y la camioneta inservible, arriba están las herramientas de todo tipo y en un cuarto me hace un hueco y pone una cama.
Comienzo haciendo una página de internet con lo que me manda Saul, pero veo que pierde el interés en lo de hacer las páginas. Se comienza portando muy bien, pues me viene a buscar y me lleva a tomar café y así estamos unos días.
No tarda en preguntarme si fulano es de ETA, le respondo que no tengo ni idea y me pregunta por la esposa y algún otro, como si yo iría a decir quien es de ETA y quien no al primer pendejo que me sale al paso.
Estamos desayunando en el restaurante del amigo cuando me dice que a Toño le tengo que hacer caso en todo como si fuese a él mismo, eso ya no me gusta nada, por lo tratado con él, yo estaba al margen del trabajo que realizaban estos dos jóvenes que eran, suponía electricistas, pero hacían de todo, muy trabajadores pero carentes por completo de cerebro. Basta decir que se hablaban por teléfono y el Manuel le decía a Toño: "Adelante comandante" y el Toño se sentía realizado. Así mismo decía uno por ejemplo: "Aquí en 22" Y significaba en la oficina y el otro respondía: "Yo en 24" y era la casa de Saul. Le pregunté a Toño para que hacían eso y me responde que para que no sepan en donde están, mi pregunta era y sigue siendo a quien madres le puede importar donde están dos pelagatos de estos, al margen de que sólo estaban en tres sitios: En casa de Saul, en la oficina o en el restaurante de mi amigo.
Y así resulta que comienzo a ser ayudante de estos dos muchachos, les pasaba la herramienta y todo el trabajo era cargar como burros de un lado para otro herramientas, refrigeradores y cualquier cosa que se le ocurriese a Saul mover de sitio.
Un día el Toño me sale conque le limpie su baño y sin decírselo así le mandé a que se lo limpiase ya sabía quien, cuando vino Saul rápido fue a contarle la discusión y de vuelta que yo le tenía que obedecer al afamado comandante éste, si no me podía marchar, pues sí, sólo que le dije al hijo de la chingada me comprase un taxi, total que pasó la bronca y por supuesto, nunca limpié el baño de estos lacayos.
Era curioso ver como el Toño le temía a Saul, éste lo regañaba y parecía que le habían dado una terrible noticia, sólo le faltaba llorar.
Engañado por completo comencé a vivir un martirio, mientras que algo curioso sucedía con Saul. Ante mi amigo del restaurante se arrastraba como vil cucaracha. Sucedió que al dueño del local le dio por hacer obras, pues quería levantar otro piso. Comenzaron las obras y el dueño se tenía que encargar, como es natural, de hacer todo, pues para Saul era un hijo de puta porque hacía eso perjudicando a mi amigo. Pero lo curioso es que se puso a trabajar en todo lo que podía: A ver muchachitos, muevan esto, hagan esto otro, mientras él se tocaba las pelotas y mandar era lo único que hacía, para vivir como rey a cuenta de los dos, entonces tres con migo, pendejos que le teníamos que obedecer sus órdenes.
Comencé comiendo con mi amigo aparte de los otros dos, pues el celoso Saul ya me dijo que no comiese con él, pues éste trabajaba y le podía estar molestando, como más que amigo es un hermano, le pregunté si le molestaba comiese con él y me respondió que para nada, pero bien celoso el Saul siguió insistiendo en que tenía que comer con los muchachos por lo que terminé comiendo con los dos oficiales de marras, mientras que este arrastrado siempre estaba pegado a mi amigo.
Un día llegaron dos personas a comer con mi amigo y Saul no hacía más que preguntarme quienes eran y si no los conocía, por supuesto, yo no los conocía, al fin él me dijo que conocía a uno. Todo esto me llevaba a pensar que o estaba enamorado de mi amigo o era policía o chivato y así pensábamos varios. No había día que no fuésemos a un lugar y no me dijese un montón de veces la buena persona que era mi amigo, su mujer y sus hijas, pero tampoco perdía ocasión de preguntarme por algún exiliado. Mi desconfianza y la de otros es tanta de que sea policía, que cuando se hizo una cadena en el Ángel de la Independencia en solidaridad con mi país en el DF. Me aconsejaron que no fuera por si iba Saul, algo que ya había pensado yo, pues podía ir gente a la que por nada del mundo presentaría a este miserable, y daría un buen consejo, si algún extraditable sobre todo, iría por el restaurante que tengan mucho cuidado y no se presenten ante este cínico.
Un día se pone a despotricar sobre Fidel Castro, que vive muy bien y no sé qué más, como si el hijo de la chingada no viviría bien. No ha trabajado en su vida, se dice ingeniero y digo se dice, porque para su ego es raro que no tenga su título a la vista en su casa u oficina, sin que quiera decir que no lo sea, no lo sé ni me interesa, lo que es un hecho que en la Cuba de Fidel y por más ingeniero que sea, no iba a tener dos empleados que le arreglen la casa, la oficina, le hagan de chofer de la supuesta hija y sean los que le hacen todo el trabajo mientras él se toca las pelotas a base de bien, así era normal ir a su casa a las once de la mañana y ver al parásito en bata como se acababa de levantar.
Y hablando de chofer de la hija, pues resulta que está la duda si en verdad sea hija y es que se hablan de amor por teléfono con palabras como te amo, mi vida y otras y hacen manitas cuando están juntos como auténticos enamorados, nunca he visto a padre e hija tratarse así, pues resulta que para ir a la escuela con sus ya 18 años la lleva él y si no puede le manda al Manuel, quien la hace de chofer, incluso para ir a dos cuadras de día y en un lugar super tranquilo, hace que la acompañe alguien.
En más cosas extrañas de este individuo, resulta que a todo el que se acerca a mi amigo le pide buscar trabajo para darle un porcentaje y cuando alguien le busca trabajo no lo acepta o no se presenta, así que en el único lugar que trabajamos fue en el restaurante de mi amigo, al que no cobra nada, otra gran extrañeza siendo este Saul un tipo súper tacaño y enemigo de hacer favores a nadie y volviendo a esto de los celos, la secretaria, mujer trabajadora y que lleva tiempo con mi amigo, es para Saul una hija de puta por que se cree la dueña y lo mismo el capitán de meseros y éstos hacen lo que quieren, así que ya se iba creyendo el socio del restaurante. Me comentaba un día que la luz que puso en el baño y que se prende sola, la puso para que durase unos minutos porque si no los meseros entran al baño y se hacen pendejos viendo el celular.
Como ya he mencionado, era denigrante verlo arrastrarse ante mi amigo. si este se levantaba de inmediato lo hacía Saul e iba tras él, si una llave de agua escurría de inmediato llamaba al Toño y Manuel para arreglarlo, sillas, mesas y todo tipo de objeto que estorbaba en el restaurante de momento, lo hacía subir a la oficina y ser considerado como amigo de mi amigo parece ser su máximo objetivo en la vida. Sin duda es la inseguridad ante su falta de amigos de perder está amistad que tantos beneficios le traen.
¡Ah! Pero no vayan a pensar que el llevarme a trabajar con él y darme el seguro, aunque me lo dio un mes después a pesar de decirme que ya lo tenía, y tratar de ser gran amigo de mi amigo es gratuito, nada de eso, un ser tan vil como este miserable no hace nada de gratis, no. Como ya digo, llega al restaurante como si fuese el dueño y manda a los meseros como si estarían a su disposición, varios ya me dijeron que no lo tragaban y uno que a gusto le rompería su madre, lo que espero llegue a hacer, pero al margen de esto nos daban el desayuno y la comida a los tres y él con su hija de igual manera comía cuando quería, si no comía cenaba y encima llevaba a una amiga licenciada, o sea, el trabajo que hace a mi amigo y que no tiene porque hacerlo, pues el dueño del local lo debe hacer todo, se lo cobra con creces, de ahí que siendo un tipo despreciable por cuanta gente lo conoce de antiguo y según cierta persona, sin amigos de verdad por su chulería, no le queda más que arrastrarse como reptil ante una persona a la que le va a sacar grandes beneficios, Saul no es amigo de nadie y esto debe quedar claro.
Como buen fanfarron que es me decia que si a él le encerraban en un cuarto con el rey de España o Peña Nieto les rompia la madre pero no se podia meter en problemas porque tenia a su hija y no faltó me enseñase la pistola calibre 25.
Yendo hacia el final de la historia, un día Manuel me dice que por escribir yo de la Wallace podían un día ir a por mí y como ellos estaban ahí meterlos en la cárcel. Obvio, semejante pendejada en una mente tan débil sólo puedo ser introducida por Saul, en que cabeza cabe que por escribir de la Wallace yo vayan a encerrar a este par de ignorantes. Además me había dado cuenta de algo, de la marginación que los dos taras, en especial Manuel me hacían. Les preguntaba a dónde íbamos o qué íbamos a hacer y ni me respondían, el ejemplo más claro fue cuando en el restaurante le pregunto un día a Manuel dónde está Toño, me responde que no sabe, no pasan ni dos minutos cuando mi amigo le pregunta dónde está Toño, le responde que con Saul y enseguida viene.
La revista proceso trae la noticia de que el hijo de la Wallace puede estar vivo, pues se ha descubierto tiene dos actas de nacimiento y con una ha sacado su CURP cinco años después de su supuesta muerte. Saul me dice que me van a apoyar en todo, pues yo tenía razón, una semana después la misma Proceso me saca una entrevista de cuando yo salí de prisión y al día siguiente me entrevistan en una radio. Estando todavía en la entrevista Saul me manda un mensaje preguntándome como va la entrevista, le respondo que bien. Poco días después me dice que no me puede tener con él pues lo puedo comprometer y también a los dos achichincles a sus órdenes, total que tras una discusión sigo en el trabajo, para ello me veo en la necesidad de cancelar otra entrevista ya confirmada para el lunes siguiente.  Y entonces cometo el gran fallo, si bien cancelo la entrevista no puedo evitar hacer un comentario en mi Facebook sobre el caso.
Es lunes o martes cuando Toño me dice que ya sólo trabajo esa semana porque no le ayudo, no le hago caso y hasta pienso es una broma, pues como ya le he dicho en alguna ocasión yo trato con Saul, él no es nadie para decirme si trabajo o no. Llega el viernes, acabamos de desayunar cuando me dice que hasta hoy trabajo, que el lunes ya no venga y se me pagará la semana, pienso una vez màs que está en bromas y en broma le digo que le voy a decir a mi amigo, me dice no diga nada por lo que más pienso está bromeando, pero mi amigo ha oído y me dice que le tengo que decir, ya le digo lo que me dice Toño quien ante la seriedad que tiene me doy cuenta está hablando en serio. Dice mi amigo que él no sabe nada y de inmediato le habla a Saul, quien le dice que va a hablar conmigo. Toño y yo subimos a la oficina. Toño está molesto porque le he dicho a mi amigo y dice que ahora Saul lo va a regañar, a este grado llega el miedo que le tiene a este pampanatas y su corto cerebro.
Llega Saul y de nuevo que ya no me quiere ver cerca que soy un peligro, que él tiene una hija y los otros dos también tienen familia y que me pueden localizar por via satélite, como si no estuviese ubicado, hace falta ser pendejo para dar argumentos tan estúpidos, pues además todos los mensajes los mando de mi celular y no de su computadora. La realidad ya tiene asegurada la amistad de mi amigo y no tiene porque andar engañando a nadie más que a éste.
Salgo de la oficina y enseguida sale Manuel a pedirme las llaves. No hay problema, volveré a por mis cosas cuando él esté.
A la noche saco un comentario en Facebook donde digo que me ha corrido y ni su nombre pongo. A la mañana me habla mi amigo para decirme que Saul está encabronado por lo que he puesto, o sea, ni escribir puedo.
Hablo con Toño y quedo en ir el miércoles a por mis cosas, pues he quedado con un amigo taxista para que me lleve. Este día estoy a mitad de camino cuando me comunico tras algunos intentos con Manuel, me dice que ni Toño ni Saul están y que regresan el viernes. Encabronado me doy la vuelta y llegando a casa me comunico con mi amigo y le digo  lo que pasa, me dice que Toño está en el restaurante, sólo vean la clase de gentuza con la que he tratado. Ya no puede hacer nada y me toma la llamada Toño y con mucho cinismo me pone muchas pegas, pero pienso que por mi amigo no le queda más remedio que aceptar esperarme a una hora, las once de la mañana.
Cuando llego al dia siguiete me abre la puerta Manuel, me dice no está Toño pero enseguida aparece y me da la sorpresa, no puedo entrar, me van a dar mis cosas en cajas, le digo que está bien, que me cierren la puerta me trae sin cuidado, está en su derecho y tan sólo deja ver la clase de gentuza que en realidad es este miserable, sólo le digo que no me falte nada y dice que no falta nada. Me saca todo en dos cajas las que estando en la calle no puedo revisar.
Está por demás claro, sabiendo que está cometiendo una terrible injusticia al dejarme en la calle sin cumplir su palabra y con pocas posibilidades de trabajo, busca justificarse haciéndome ver como el malo de la película tan sólo por escribir un comentario.
Ya en mi casa desempaco todo y no noto la falta de nada, pero son días después que me doy cuenta me falta un libro de internet y pasando otros días de lo más importante, me falta mi libro de Historia de Euskal Herria tomo I y esto es lo que me reemputa, yo al cabrón no le robé un sólo clavo, por qué me roba lo que es mio. Le mando varios mensajes diciendo me devuelva mis libros, no responde a ninguno. Deseaba haber terminado con esta historia sin más, pero ante un ratero, ante un vividor, lo mejor es que la gente conozca a este auténtico Saul González. Esta es la verdadera cara de este miserable para que nadie se deje engañar por él y ojalá pronto mi amigo se de cuenta de la clase de alimaña que frecuenta.

















sábado, 25 de enero de 2014

LIBRO DE CHICONAUTLA



Pues he aquí mi último libro escrito y que es Tras las Rejas de Chiconautla.Ahora viene la parte más difícil de todas que es su publicación, es aquí donde comienza mi martirio.
En esta ocasión tengo ciertas esperanzas de verlo publicado, ya que en la última charla con Fernando Valdés, editor de Plaza y Valdés, me dijo que me iba a editar todos los libros, ahora a esperar a ver si se cumple, diré que Valdés es el editor de mi libro: "Exiliados Vascos", sólo que en éste puse dinero en coedición, mientras que ahora, de cumplirse lo hablado, todo correrá a cargo de él.
En estos momentos el libro se halla en revisión y espero ya pronto obtener una respuesta.
Tras las Rejas de Chiconautla consta de 15 capítulos y se trata de mi vida en la cárcel. Comienza en el capítulo uno con mi detención para finalizar en el 15 con la libertad. Al margen de lo que es la prisión se cuentan los encarcelamientos de otros presos, varios de ellos, al igual que yo, acusados injustamente.
Ahora sólo queda esperar y ojalá pronto lo podamos ver publicado. Creo que será un libro interesante para que la gente conozca sobre todo, la vergüenza de un poder judicial que sin más ni más encarcela inocentes.
Aprovecho para recordar que mi blog borrado por la policía de carceldemujeres.wordpress.com ha sido sustutuido por carcelesemujeres.wordpress.com