lunes, 4 de enero de 2016

Tras las Rejas de Chiconautla

He aquí mi nuevo libro: "Tras las Rejas de Chiconautla" donde cuento toda mi historia, desde que soy detenido hasta mi libertad en la prisión de Chiconautla, Estado de México, en donde se vive un auténtico infierno y donde muchos inocentes tienen que padecer la terrible injusticia de perder su libertad sin haber cometido delito alguno. El libro ya está a la venta en las principales librerías del DF. Año y medio pase en prisión por un sistema judicial podrido, donde la propia policía te siembra delitos y te roba todo lo que puede, como ya lo denuncio en otras entradas del blog. Esto es una verdadera vergüenza para el país y para un sistema que se llama democrático y no lo es menos para el sistema judicial. Denunciar estos hechos para que el mundo los conozca es una obligación de todo aquel que emplea la pluma para denunciar las injusticia. Sabía por otras personas presas que la siembra de delitos es algo natural en quienes se dicen defensores de la ciudadanía y sin el menor pudor se llaman "justicia", En mi detención lo comprobé por mi mismo. Esta historia es real y aquí queda escrita como fiel testimonio de lo que es esa mal llamada "justicia" y que no es más que una soberana mierda. Ojalá y esto sirva para acabar con esta podredumbre y un día resplandezca la verdadera justicia sin que más inocentes vayan a parar a prisión. Luis Miguel Ipiña

viernes, 26 de septiembre de 2014

&

Gt

domingo, 17 de agosto de 2014

EL VIVIDOR SAUL GONZÁLEZ



A veces en la vida te aparecen personas vestidas con piel de corderito y que en realidad son auténticos lobos. Personas, por dejarlo así de momento, de las que te arrepientes de haberlas conocido. Una de estas personas que un mal día se atravesaron en mi camino es Saul González. el nombre en sí es insignificante, pero dirá un poco más, por lo menos para los vascos, si señalo que es cuñado de la hermana de Yoyes, por estar casado el hermano de éste con la hermana de aquella.
Me encontraba yo en el restauran de mi amigo hablando con él la tarde del 24 de diciembre del 2013, cuando se acercó a nosotros el tipo. de estatura normal usaba bigote, justo sobre éste, en el lado
derecho, le sale lo que parece un pene o pequeño pitoncito.
Junto a Saul, pues de él se trataba, una jovencita que pensé era su querida y que según dice es su hija. Muy simpático me saludo y se despidió tanto de mí como de mi amigo y otras personas.
Nos volvimos a ver una semana después y ya me dijo que me podía dar trabajo con él, era ingeniero y se dedicaba a la electricidad. Lo más importante para mí era el seguro social, ya que necesitaba estar afiliado a él durante un año para tener la posibilidad de jubilarme.
En ese entonces yo esperaba también un crédito que estaba por coseguirme otra persona para comprar un coche.
Mi amigo me habla un día para decirme que iría al restaurante, pues Saul quería hablar conmigo para lo del trabajo.
Ya juntos y mi amigo de testigo, le hice ver una vez más que yo de electricidad ni sabía nada ni me interesaba pues es algo que me da pánico. La respuesta, también una vez más, era que no importaba, mi trabajo se iba a tratar de hacer páginas de internet y mandarlas a empresas para ofrecer los servicios, así como ir a visitar a sus clientes, además estaba haciendo unos calentadores solares, los que había que ir a vender a hoteles y para lo cual ya había comprado una camioneta.
De momento no me podía pagar mucho, 1200 a la semana, pero esto como mucho sería cuestión de tres meses, además en poco tiempo nos íbamos a ir a Cancún, pues allá nos iba a salir trabajo para los hoteles.
Ya habíamos quedado que en una semana me iba cuando me habla mi amigo y me dice que ya tengo el crédito aprobado y que con Saul el trabajo no es fijo, pues luego no tiene, así que le digo que le pregunte seguro si no para quedarme en donde estaba. Al rato me habla y me dice que sí, que le ha dicho que no falla el trabajo, así que rechazando el crédito me voy con Saul.
Cuando llego al restaurante de mi amigo, lugar de la cita con Saul, aparecen dos achichincles que trabajan con él, Toño y Manuel. Toño viene siendo quien manda y da las órdenes después de Saul. Éste me sube a una gran casa con dos pisos, Abajo hay varios coches y la camioneta inservible, arriba están las herramientas de todo tipo y en un cuarto me hace un hueco y pone una cama.
Comienzo haciendo una página de internet con lo que me manda Saul, pero veo que pierde el interés en lo de hacer las páginas. Se comienza portando muy bien, pues me viene a buscar y me lleva a tomar café y así estamos unos días.
No tarda en preguntarme si fulano es de ETA, le respondo que no tengo ni idea y me pregunta por la esposa y algún otro, como si yo iría a decir quien es de ETA y quien no al primer pendejo que me sale al paso.
Estamos desayunando en el restaurante del amigo cuando me dice que a Toño le tengo que hacer caso en todo como si fuese a él mismo, eso ya no me gusta nada, por lo tratado con él, yo estaba al margen del trabajo que realizaban estos dos jóvenes que eran, suponía electricistas, pero hacían de todo, muy trabajadores pero carentes por completo de cerebro. Basta decir que se hablaban por teléfono y el Manuel le decía a Toño: "Adelante comandante" y el Toño se sentía realizado. Así mismo decía uno por ejemplo: "Aquí en 22" Y significaba en la oficina y el otro respondía: "Yo en 24" y era la casa de Saul. Le pregunté a Toño para que hacían eso y me responde que para que no sepan en donde están, mi pregunta era y sigue siendo a quien madres le puede importar donde están dos pelagatos de estos, al margen de que sólo estaban en tres sitios: En casa de Saul, en la oficina o en el restaurante de mi amigo.
Y así resulta que comienzo a ser ayudante de estos dos muchachos, les pasaba la herramienta y todo el trabajo era cargar como burros de un lado para otro herramientas, refrigeradores y cualquier cosa que se le ocurriese a Saul mover de sitio.
Un día el Toño me sale conque le limpie su baño y sin decírselo así le mandé a que se lo limpiase ya sabía quien, cuando vino Saul rápido fue a contarle la discusión y de vuelta que yo le tenía que obedecer al afamado comandante éste, si no me podía marchar, pues sí, sólo que le dije al hijo de la chingada me comprase un taxi, total que pasó la bronca y por supuesto, nunca limpié el baño de estos lacayos.
Era curioso ver como el Toño le temía a Saul, éste lo regañaba y parecía que le habían dado una terrible noticia, sólo le faltaba llorar.
Engañado por completo comencé a vivir un martirio, mientras que algo curioso sucedía con Saul. Ante mi amigo del restaurante se arrastraba como vil cucaracha. Sucedió que al dueño del local le dio por hacer obras, pues quería levantar otro piso. Comenzaron las obras y el dueño se tenía que encargar, como es natural, de hacer todo, pues para Saul era un hijo de puta porque hacía eso perjudicando a mi amigo. Pero lo curioso es que se puso a trabajar en todo lo que podía: A ver muchachitos, muevan esto, hagan esto otro, mientras él se tocaba las pelotas y mandar era lo único que hacía, para vivir como rey a cuenta de los dos, entonces tres con migo, pendejos que le teníamos que obedecer sus órdenes.
Comencé comiendo con mi amigo aparte de los otros dos, pues el celoso Saul ya me dijo que no comiese con él, pues éste trabajaba y le podía estar molestando, como más que amigo es un hermano, le pregunté si le molestaba comiese con él y me respondió que para nada, pero bien celoso el Saul siguió insistiendo en que tenía que comer con los muchachos por lo que terminé comiendo con los dos oficiales de marras, mientras que este arrastrado siempre estaba pegado a mi amigo.
Un día llegaron dos personas a comer con mi amigo y Saul no hacía más que preguntarme quienes eran y si no los conocía, por supuesto, yo no los conocía, al fin él me dijo que conocía a uno. Todo esto me llevaba a pensar que o estaba enamorado de mi amigo o era policía o chivato y así pensábamos varios. No había día que no fuésemos a un lugar y no me dijese un montón de veces la buena persona que era mi amigo, su mujer y sus hijas, pero tampoco perdía ocasión de preguntarme por algún exiliado. Mi desconfianza y la de otros es tanta de que sea policía, que cuando se hizo una cadena en el Ángel de la Independencia en solidaridad con mi país en el DF. Me aconsejaron que no fuera por si iba Saul, algo que ya había pensado yo, pues podía ir gente a la que por nada del mundo presentaría a este miserable, y daría un buen consejo, si algún extraditable sobre todo, iría por el restaurante que tengan mucho cuidado y no se presenten ante este cínico.
Un día se pone a despotricar sobre Fidel Castro, que vive muy bien y no sé qué más, como si el hijo de la chingada no viviría bien. No ha trabajado en su vida, se dice ingeniero y digo se dice, porque para su ego es raro que no tenga su título a la vista en su casa u oficina, sin que quiera decir que no lo sea, no lo sé ni me interesa, lo que es un hecho que en la Cuba de Fidel y por más ingeniero que sea, no iba a tener dos empleados que le arreglen la casa, la oficina, le hagan de chofer de la supuesta hija y sean los que le hacen todo el trabajo mientras él se toca las pelotas a base de bien, así era normal ir a su casa a las once de la mañana y ver al parásito en bata como se acababa de levantar.
Y hablando de chofer de la hija, pues resulta que está la duda si en verdad sea hija y es que se hablan de amor por teléfono con palabras como te amo, mi vida y otras y hacen manitas cuando están juntos como auténticos enamorados, nunca he visto a padre e hija tratarse así, pues resulta que para ir a la escuela con sus ya 18 años la lleva él y si no puede le manda al Manuel, quien la hace de chofer, incluso para ir a dos cuadras de día y en un lugar super tranquilo, hace que la acompañe alguien.
En más cosas extrañas de este individuo, resulta que a todo el que se acerca a mi amigo le pide buscar trabajo para darle un porcentaje y cuando alguien le busca trabajo no lo acepta o no se presenta, así que en el único lugar que trabajamos fue en el restaurante de mi amigo, al que no cobra nada, otra gran extrañeza siendo este Saul un tipo súper tacaño y enemigo de hacer favores a nadie y volviendo a esto de los celos, la secretaria, mujer trabajadora y que lleva tiempo con mi amigo, es para Saul una hija de puta por que se cree la dueña y lo mismo el capitán de meseros y éstos hacen lo que quieren, así que ya se iba creyendo el socio del restaurante. Me comentaba un día que la luz que puso en el baño y que se prende sola, la puso para que durase unos minutos porque si no los meseros entran al baño y se hacen pendejos viendo el celular.
Como ya he mencionado, era denigrante verlo arrastrarse ante mi amigo. si este se levantaba de inmediato lo hacía Saul e iba tras él, si una llave de agua escurría de inmediato llamaba al Toño y Manuel para arreglarlo, sillas, mesas y todo tipo de objeto que estorbaba en el restaurante de momento, lo hacía subir a la oficina y ser considerado como amigo de mi amigo parece ser su máximo objetivo en la vida. Sin duda es la inseguridad ante su falta de amigos de perder está amistad que tantos beneficios le traen.
¡Ah! Pero no vayan a pensar que el llevarme a trabajar con él y darme el seguro, aunque me lo dio un mes después a pesar de decirme que ya lo tenía, y tratar de ser gran amigo de mi amigo es gratuito, nada de eso, un ser tan vil como este miserable no hace nada de gratis, no. Como ya digo, llega al restaurante como si fuese el dueño y manda a los meseros como si estarían a su disposición, varios ya me dijeron que no lo tragaban y uno que a gusto le rompería su madre, lo que espero llegue a hacer, pero al margen de esto nos daban el desayuno y la comida a los tres y él con su hija de igual manera comía cuando quería, si no comía cenaba y encima llevaba a una amiga licenciada, o sea, el trabajo que hace a mi amigo y que no tiene porque hacerlo, pues el dueño del local lo debe hacer todo, se lo cobra con creces, de ahí que siendo un tipo despreciable por cuanta gente lo conoce de antiguo y según cierta persona, sin amigos de verdad por su chulería, no le queda más que arrastrarse como reptil ante una persona a la que le va a sacar grandes beneficios, Saul no es amigo de nadie y esto debe quedar claro.
Como buen fanfarron que es me decia que si a él le encerraban en un cuarto con el rey de España o Peña Nieto les rompia la madre pero no se podia meter en problemas porque tenia a su hija y no faltó me enseñase la pistola calibre 25.
Yendo hacia el final de la historia, un día Manuel me dice que por escribir yo de la Wallace podían un día ir a por mí y como ellos estaban ahí meterlos en la cárcel. Obvio, semejante pendejada en una mente tan débil sólo puedo ser introducida por Saul, en que cabeza cabe que por escribir de la Wallace yo vayan a encerrar a este par de ignorantes. Además me había dado cuenta de algo, de la marginación que los dos taras, en especial Manuel me hacían. Les preguntaba a dónde íbamos o qué íbamos a hacer y ni me respondían, el ejemplo más claro fue cuando en el restaurante le pregunto un día a Manuel dónde está Toño, me responde que no sabe, no pasan ni dos minutos cuando mi amigo le pregunta dónde está Toño, le responde que con Saul y enseguida viene.
La revista proceso trae la noticia de que el hijo de la Wallace puede estar vivo, pues se ha descubierto tiene dos actas de nacimiento y con una ha sacado su CURP cinco años después de su supuesta muerte. Saul me dice que me van a apoyar en todo, pues yo tenía razón, una semana después la misma Proceso me saca una entrevista de cuando yo salí de prisión y al día siguiente me entrevistan en una radio. Estando todavía en la entrevista Saul me manda un mensaje preguntándome como va la entrevista, le respondo que bien. Poco días después me dice que no me puede tener con él pues lo puedo comprometer y también a los dos achichincles a sus órdenes, total que tras una discusión sigo en el trabajo, para ello me veo en la necesidad de cancelar otra entrevista ya confirmada para el lunes siguiente.  Y entonces cometo el gran fallo, si bien cancelo la entrevista no puedo evitar hacer un comentario en mi Facebook sobre el caso.
Es lunes o martes cuando Toño me dice que ya sólo trabajo esa semana porque no le ayudo, no le hago caso y hasta pienso es una broma, pues como ya le he dicho en alguna ocasión yo trato con Saul, él no es nadie para decirme si trabajo o no. Llega el viernes, acabamos de desayunar cuando me dice que hasta hoy trabajo, que el lunes ya no venga y se me pagará la semana, pienso una vez màs que está en bromas y en broma le digo que le voy a decir a mi amigo, me dice no diga nada por lo que más pienso está bromeando, pero mi amigo ha oído y me dice que le tengo que decir, ya le digo lo que me dice Toño quien ante la seriedad que tiene me doy cuenta está hablando en serio. Dice mi amigo que él no sabe nada y de inmediato le habla a Saul, quien le dice que va a hablar conmigo. Toño y yo subimos a la oficina. Toño está molesto porque le he dicho a mi amigo y dice que ahora Saul lo va a regañar, a este grado llega el miedo que le tiene a este pampanatas y su corto cerebro.
Llega Saul y de nuevo que ya no me quiere ver cerca que soy un peligro, que él tiene una hija y los otros dos también tienen familia y que me pueden localizar por via satélite, como si no estuviese ubicado, hace falta ser pendejo para dar argumentos tan estúpidos, pues además todos los mensajes los mando de mi celular y no de su computadora. La realidad ya tiene asegurada la amistad de mi amigo y no tiene porque andar engañando a nadie más que a éste.
Salgo de la oficina y enseguida sale Manuel a pedirme las llaves. No hay problema, volveré a por mis cosas cuando él esté.
A la noche saco un comentario en Facebook donde digo que me ha corrido y ni su nombre pongo. A la mañana me habla mi amigo para decirme que Saul está encabronado por lo que he puesto, o sea, ni escribir puedo.
Hablo con Toño y quedo en ir el miércoles a por mis cosas, pues he quedado con un amigo taxista para que me lleve. Este día estoy a mitad de camino cuando me comunico tras algunos intentos con Manuel, me dice que ni Toño ni Saul están y que regresan el viernes. Encabronado me doy la vuelta y llegando a casa me comunico con mi amigo y le digo  lo que pasa, me dice que Toño está en el restaurante, sólo vean la clase de gentuza con la que he tratado. Ya no puede hacer nada y me toma la llamada Toño y con mucho cinismo me pone muchas pegas, pero pienso que por mi amigo no le queda más remedio que aceptar esperarme a una hora, las once de la mañana.
Cuando llego al dia siguiete me abre la puerta Manuel, me dice no está Toño pero enseguida aparece y me da la sorpresa, no puedo entrar, me van a dar mis cosas en cajas, le digo que está bien, que me cierren la puerta me trae sin cuidado, está en su derecho y tan sólo deja ver la clase de gentuza que en realidad es este miserable, sólo le digo que no me falte nada y dice que no falta nada. Me saca todo en dos cajas las que estando en la calle no puedo revisar.
Está por demás claro, sabiendo que está cometiendo una terrible injusticia al dejarme en la calle sin cumplir su palabra y con pocas posibilidades de trabajo, busca justificarse haciéndome ver como el malo de la película tan sólo por escribir un comentario.
Ya en mi casa desempaco todo y no noto la falta de nada, pero son días después que me doy cuenta me falta un libro de internet y pasando otros días de lo más importante, me falta mi libro de Historia de Euskal Herria tomo I y esto es lo que me reemputa, yo al cabrón no le robé un sólo clavo, por qué me roba lo que es mio. Le mando varios mensajes diciendo me devuelva mis libros, no responde a ninguno. Deseaba haber terminado con esta historia sin más, pero ante un ratero, ante un vividor, lo mejor es que la gente conozca a este auténtico Saul González. Esta es la verdadera cara de este miserable para que nadie se deje engañar por él y ojalá pronto mi amigo se de cuenta de la clase de alimaña que frecuenta.

















sábado, 25 de enero de 2014

LIBRO DE CHICONAUTLA



Pues he aquí mi último libro escrito y que es Tras las Rejas de Chiconautla.Ahora viene la parte más difícil de todas que es su publicación, es aquí donde comienza mi martirio.
En esta ocasión tengo ciertas esperanzas de verlo publicado, ya que en la última charla con Fernando Valdés, editor de Plaza y Valdés, me dijo que me iba a editar todos los libros, ahora a esperar a ver si se cumple, diré que Valdés es el editor de mi libro: "Exiliados Vascos", sólo que en éste puse dinero en coedición, mientras que ahora, de cumplirse lo hablado, todo correrá a cargo de él.
En estos momentos el libro se halla en revisión y espero ya pronto obtener una respuesta.
Tras las Rejas de Chiconautla consta de 15 capítulos y se trata de mi vida en la cárcel. Comienza en el capítulo uno con mi detención para finalizar en el 15 con la libertad. Al margen de lo que es la prisión se cuentan los encarcelamientos de otros presos, varios de ellos, al igual que yo, acusados injustamente.
Ahora sólo queda esperar y ojalá pronto lo podamos ver publicado. Creo que será un libro interesante para que la gente conozca sobre todo, la vergüenza de un poder judicial que sin más ni más encarcela inocentes.
Aprovecho para recordar que mi blog borrado por la policía de carceldemujeres.wordpress.com ha sido sustutuido por carcelesemujeres.wordpress.com

miércoles, 30 de octubre de 2013

UN AÑO DESPUÉS


Hoy 30 de octubre del 2013, hace un años que salí de prisión tras pasar año y medio  por una tremenda injusticia, como bien saben.
¿Que ha sido de mí tras este año?
Me hago un análisis y lo que más recuerdo es aquel día que no he podido olvidar, aquel día que tras las rejas de Chiconautla parecía ser un día como otro cualquiera de desolación y que a últimas horas de la tarde se convirtió en un día de los más felices de mi vida.
Ya en la calle comenzaba una vida por demás difícil, el trabajo, por un lado la edad y por otro mis broncas, me iba a ser practicamente imposible de conseguir.
Durante meses puedo decir que viví de la caridad de amigos que siempre han estado conmigo y es la inmensa fortuna que tengo, de tener grandes amigos, lo cual no es nada sencillo en esta vida de intereses.
Transcurrieron más de 7 meses hasta que volví a un taxi, gracias a mi amigo Carlos, quien otrara fue mi chofer en el taxi que yo tenía del DF.
El carro era del Estado de México y tenía una base, siendo la primera vez que trabajaba en una, ya que en el Estado es casi imposible ruletear, o sea, andar dando vueltas buscando pasaje, como bien se puede hacer en el DF.
Así pues conocí lo que es una base. Én una base puedes conducir carros que en realidad no son taxis, o sea, son particulares que los "vistes" de taxis, con su copete y su bandra. Son autorizados, pues las bases cuentan con un gran poder. Para poder andar sin ser molestado llevas una contraseña o cromáticas, en este caso en los costados del carro llevaba: R1 clave de la asociación. Puedes circular todos los días siempre y cuando sea dentro de Ecatepec, si sales al DF o a otro municipio hay que quitarle lo que le identifica de taxi, el copete y la bandera y así circulas como particular.
El punto era en una gran tienda supermercado. Eran cinco los puntos para tomar el pasaje. El primero comenzaba en una isla, el segundo adelante bajo un puente peatonal y tercero en una punta, cruce con una amplia calle y junto a un restaurante de mariscos. De la isla, si no salia pasaje y le salía al del puente, te corrías a éste y si no te salía y sí al de la punta, te corrias a ésta. En la tienda, frente a la puerta principal y en la otra acera, junto a un hospital, eran otros dos puntos, pero estos lo usaban los chivatos y barberos del coordinador. Éste se llama Hector y le apodan El Quesos.
Esta politica era mala, pues beneficiaba a los chivas y a los barberos o pelotas, para que lo entiendan todos. Ya que sobre todo la tienda era un punto de más pasaje.
Había veces que se tardaba hasta dos horas en salir con pasaje de la base y era desesperante. Para meter un carro a la base hay que pagar 2500 pesos, luego se pagaba 90 pesos a la semana por tarjeta que le llaman y 100 al mes por usar la isla. A esto hay que añadir 10 pesos diarios que se daba al checador de lunes a sábados. Un checador, señor de edad y serio, estaba de lunes a viernes y el sábado le ponían al hijo del cordinador, un joven idiota que amenazaba con castigar a la gente por tonterias y se la pasaba jugando, nadie estaba de acuerdo con dar diez pesos a éste, pues no hacía nada salvo pasar la mano para recoger los diez pesos.
Lo bueno de esta base era la solidaridad. Si un compañero choca, de inmediato se pide el apoyo y todos acuden al llamado. Recuerdo dos echos significativos, uno cuando llegó en una camioneta un individuo como de 55 años acompañado de una mujer. Se identifico ante el Quesos como miembro de la indignante tesorería, amenazando con requisar carros, pues se debía como doscientos mil pesos de la base. De inmediato ordenó el cordinador cerrarle el paso con los carros y a medida que íbamos llegando a la base nos íbamos poniendo tras la camioneta. El abusador, un hijo de la chingada como corresponde a esta gentuza que pretenden vivir del cuento, se puso pálido y no se atrevía ni a moverse en la camioneta. Llegaron los dueños de la base y varios policías y hasta el delegado del gobierno, quien tras platicar con el dueño de la base afirmó que el vivales iba a ser castigado.
En otra, una patrulla paró a un compañero y le quitó los documentos, pidió el apoyo y comenzamos a llegar todos los carros, también llegaron varias patrullas llenas de policías, así que se pidió el apoyo a otras bases de colonias aldareñas y no hacían más que llegar taxis, en un gran espectáculo. De nuevo se juntaron los dueños de la base y las máximas autoridades de Ecatepec, quedando que ya ninguna patruya pararía a los de la R1 y el policía sería castigado.
También en choques me tocó ir en apoyo de compañeros, algo que en verdad me gustaba y para esto El Quesos era bueno, defendía a capa y espada a sus trabajadores y si la bronca ya era grande llamaba a los jefes y estos llegaban rápidos en apoyo de los taxistas.
El dar la cuenta de 150 pesos diarios es algo duro y que muchas veces no te sale, lo que iba incrementando mi deuda con el banco. Pero fue la tarjeta de crédito la que me dio la oportunidad de comprarme un carro.Carlos decidió que el carro que le manejaba ya lo iba a sacar de taxi, por lo que para no pagar los 2500 de ingreso del mio, dijo que era suyo e hizo como si fuese un cambio y sólo tuve que pagar 300.
Carlos se fijo en otra base cercana, veía como había pocos taxis y muchas veces no había ninguno, al final, el 1 de octubre nos cambiamos a ésta. Hubo que pagar 1500 de ingreso y 235 a la semana. En la R1 habían subido lo de la isla por lo que en total son 40 pesos más lo que pagamos aquí, ya que no se paga checador, aunque hay una checadora le pagan de las oficinas.
Aquí parece que se gana más, pero hay un gran problema. En los apoyos no se es tan solidario como en la R1 pero el mayor problema es que pertenece al partido de Morena creado por López Obrador. Cada vez que a éste le da por hacer sus mítines nos obligan a ir. A los tres días de entrar, jueves, tuvimos que ir a casa de la chingada a las seis de la tarde y el domingo a Reforma. A las ocho de la mañana tuvimos que ir a las oficinas, ahí nos subieron a un camión y hasta Reforma para escuchar lo que ya me sé de sobra. En una pantomima de "democracia" hizo que la gente votará para una nueva asamblea el domingo 27 así que de vuelta al centro de la ciudad.
¿Y por qué vas? Tal vez se pregunte alguien.
Pues muy sencillo, si no vas te castigan con 300 pesos de multa, al día siguiente no trabajas y tienes que comprar algunas cosas, como puede ser pintura para la base o botellines de agua y te pueden cambiar de base. Así que no queda más remedio que ir y perder el domingo de trabajar o hacer alguna cosa que te interese más que ir a ver al Obrador.
Gran desilusión me ha ocasionado Obrador, la gran esperanza de México para las clases trabajadoras, pero viendo esto creo más bien, que como decían sus adversarios, es un peligro para México.
Mi situación es jodida, pues si bien estoy ganando más, el carro se descompone a cada momento, sin embargo siento como un rayo de esperanza con alguno de mis tres temas que estoy viendo.
Por un lado tengo mis libros. La Auténtica Historia de Claudia Mijangos lo llevé a Planeta recomendado por el escritor Pepe Reveles, pero tras ocho meses de espera parece ser que me lo rechazan, incomprensible si se tiene en cuenta el gran interés que causa este tema y que fue un gran exito en mi blog borrado de cárcel de mujeres. Está visto que si no eres famoso las editoriales importantes no quieren publicarte. Estoy a la espera de una cita con el editor de mi libro Exiliados Vascos para ver si me puede editar algo.
Por otro lado veo lo de la jubilación. Aquí no tengo el tiempo que exigen de cotización, pero al parecer hay un tratado internacional donde vale lo que cotizastes en un país para otro, por lo que si me hacen valer lo que coticé en Euskal Herria podré jubilarme y a la vez recibir un buen dinero para comprarme un carro nuevo que no me de problemas.
Y otro temas iportante es la demanda metida contra la federal por mi injusta encarcelación, en donde espero se haga justicia y me cumplan como pertenece.
Trabajar con pérdidas es lo que hago. Sirva esto como diario para que sepa la policía lo que hago y no tomen mis diarios como botin de guerra, pues nada delictivo van a encontrar en ellos.
Mi blog borrado al más estilo fascista ha sido sustituido por carcelesdemujeres.wordpress.com el que me es imposible levantar al grado del antiguo. Muchos me dicen que ya deje eso y en realidad ya no visito las prisiones de mujeres como lo hacía antes, pues el trabajo me lo impide, pero me pregunto¿Cómo abandonar a la gente que necesita ayuda? ¿Cómo abandonar a Brenda Quevedo cuando he compartido la lucha con su señora madre? Y lo mismo con la familia de los hermanos Castillo. He visto tanta injusticia, tanto dolor en gente inocente, que se me hace imposible abandonar esta lucha en favor de los desvalidos. Creo que los revolucionarios, como decía el CHE, devemos luchar siempre contra las injusticias sea en donde sea y comenzar con las causas pequeñas es de gran importancia para seguir con las grades.
Así pues este es mi resumen de un año de libertad.
Saludos a mis amigos.

miércoles, 28 de agosto de 2013

PRESENTACIÓN







UNAI  IPIÑA










-Ya eres aitona (abuelo) me dijo hace años un muy querido amigo.
-Que chingaos voy a ser aitona -le respondí.
A partir de aquel día muchos amigos me tomaban el pelo diciendo que ya era aitona, yo les respondía que no y que estaba muy joven para eso. Todo era una broma.
Fue estando en la cárcel cuando supe de él, En una carta de otro amigo de Euskal Herria me señalaba que ahora era verdad, tenía un nieto y se llamaba Unai. Poco después me lo confirmaba en una visita mi abogado, era todo lo que sabía, tenía un nieto y se llamaba Unai.
Salí de prisión y muchas veces pensaba como sería mi nieto hasta que una persona me hizo llegar estas fotos.
Es difícil decir lo que se siente. Una gran emoción sin duda. Tal vez nunca lo conozca de cerca y en vivo o tal vez si un día lo llego a ver no pueda acercarme a él, El odio y rencor de gente descerebrada que no es capaz de reconocer los defectos de juventud, tal vez me lo impida, pero lo que nadie puede impedir es que aun sin conocerlo más que en foto sienta un gran amor hacia él.
Tenía mis dudas si presentarlo aquí o no, pero que chingaos, como me dijo alguien no deja de ser mi nieto.
Mis mejores deseos para este pequeño y amado ser y si bien no soy nadie para dar consejos, pediría a sus padres lo crien en el estudio y el deporte, disciplinas que hace al hombre libre y feliz y por el contrario, permanezca alejado de todo vicio que destruye al ser humano.
Este es Unai Ipiña, desde Eusebio hasta él, quinta generación de Ipiñas que conozco.
Muchas felicidades a sus padres y mis mejores deseos para Unai

domingo, 28 de julio de 2013

MI TAXI PROPIO






Pues un golpe de suerte, eso creo, me ha llevado a tener mi propio taxi y ya no tener que pagar cuenta, para lo cual no ganaba, pues a los 150 pesos de cuenta había que sumar lo de la gasolina, resultando que si ganaba 200, 300 eran para la cuenta y la gasolina, por lo cual perdía 100. Esto, aunque parezca mentira es verdad y así, en algo más de un mes, conseguí una ganancia total de 8oo pesos. 800 pesos en más de un mes, ni para pipas.
A pesar de que sigo debiendo el crédito al banco, el cual me dió justo cuando ui a caer en prisión, me mandaron una oferta en la tarjeta de crédito, la cual acepté dado los bajos intereses y con esto me hice de mi coche.
Estoy trabajando en una base, en donde el trabajo si bien ahora es poco, dado la cantidad de coches, no gastas la gasolina como lo haces si te dedicas a dar vueltas en busca del pasaje.
En esta base no faltan las broncas, así por ejemplo, un individuo de nombre Suazo, al más puro estilo mafioso, quería cobrar derecho de piso a unos taxistas que trabajaban junto a un mercado, éstos pidieron el apoyo y a todos los carros nos pusieron la leyenda "Fuera Suazo de los tianguis por corrupto y un día, numerosos taxis cerraron la avenida principal en protesta y se tuvo que arreglae el problema.
El caso que ahí estoy trabajando y de paso, me publicito por si alguien quiere viajar en un taxi seguro me avise y con gusto le doy el servicio, excluyendo a guardiaciviles, militares y especies similares.

domingo, 30 de junio de 2013

A TRABAJAR

Pues al fin, después de dos años, de los cuales año y medio estuve en prisión como ya se sabe, me puse a trabajar. Lo vuelvo a hacer de taxista y ahora en el Estado de México, ya que aquí no exigen nada, basta pagar a una organización y trabajas sin problemas.
Comencé el día 17 de junio. Y como tengo que dar cuenta, 150 pesos diarios, no queda más que trabajar desde las 6 de la mañana hasta las ocho o nueve de la noche, para luego no ganar nada, pues a la cuenta hay que añadir lo de la gasolina, que depende el pasaje  viene siendo como otros 150 pesos, así que hay días que ni esto se saca, pero el caso es trabajar, y lo hago como en mis mejores tiempos de pescador, cuando siempre pegado al barco y encima cierta persona, de quien no diré nombre para no herir susceptibilidades, me decía que era un bago, un bago por serle fiel y siempre estar al pie del cañón, en fin, no merece la pena acordarse del pasado y menos de un miserable explotador, pues el tiempo cura las heridas y con suerte hasta las cicatrices borra.
El caso que hago el anuncio de mi nuevo trabajo para que sepan que es lo que siempre he hecho y lo que siempre haré, así que no vayan a salir cualquier día que llevaba 100 kilos de drogas en el carro, que violé a una pasajera o que puse a la venta en el carro unos misiles, ya sabemos que para delincuentes están los unos y los de placa y no yo, que toda mi vida me he dedicado a trabajar honradamente.
Y mientras sigo esperando poder publicar mis libros, a ver si la suerte algún día, me llega, lo cual sería un milagro.

martes, 4 de diciembre de 2012

UN MES DESPUÉS

El pasado viernes día 30 hizo un mes que salí del bote. Hasta la fecha todo sigue igual, es decir, las llamadas autoridades, en realidad la delincuencia organizada con placa y uniforme, sigue sin entregarme mis pertenencias. Entre ellas, la computadora, los documentos, mi cartera con tarjeta de crédito, ya vencida y dinero; esto en cuanto a lo que respecta está en acta, es decir: fue presentado ante el ministerio público, porque lo demás, supongo que es robado, esto es un diccionario enciclopédico de 12 tomos, un reloj zitizen, del cual y al parecer por llevar los bolsillos llenos me dejaron la caja, unos mil quinientos pesos en papel que tenía en un cajón y unos cien en monedas de diez, el libro Gomorra de Saviano y como no, el libro del caso Wallace. Es lo que hasta momento me he dado cuenta. Se darán cuenta porqué los califico como delincuencia organizada.
Por lo demás sigo sin trabajo, de taxista no puedo trabajar porque también se llevaron el tarjetón, que es la licencia de manejar. Y otro trabajo pues está en chino conseguir.
Tampoco puedo escribir mi libro intitulado Tras las rejas de Chiconautla, y que va a tratar sobre mi experiencia en prisión con historias de gente inocente y otras que no lo son, pero como no tengo la computadora no lo puedo escribir.
Quizás de todo, lo que más me ha dolido fue que borraran mi blog carceldemujeres, un blog que estaba subiendo como la espuma y que no tenían ningún derecho a borrarlo, ha sido una total violación a mis garantias individuales, también me borraron mi facebook en donde casualmente y al igual que el blog, mencionaba el terrible caso Wallace (se pronuncia bualas) Este ya está de nuevo en operación, aunque por supuesto, sin los seguidores que tenía antes y es, para quien quiera seguirme: Luis Miguel Ipiña Doña, así también estoy en twitter.
Ayer estuve en un foro en donde precisamente se hablaba de la tortura y de la gente inocente encarcelada, se suponía que iba a presentar mi testimonio, pero se alargó mucho la sesión, siete horas, y al final no lo hice, ya será en otra.
Ayer también terminé de leer mi expediente, lo que no había hecho hasta ahora y si lo he leído es porque se lo tengo que llevar a otro abogado para meter la demanda correspondiente.
Y el gran problema lo tengo con el banco, pues me habían dado un crédito días antes de detenerme y se lo ha ido comiendo los intereses, por lo que tengo una deuda de más de cien mil pesos.
Me llama la atención el cinismo de esta gente que se dicen defender a la sociedad. No voy a repetir lo que ya cuento en comentario anterior, pero volver a ver tanta falsedad, tanta mentira  da coraje, luego por eso la sociedad no quiere a la policía, por eso hasta luego sienten la muerte de un criminal que se ha enfrentado a ellos. En fin, una auténtica vergüenza que puedan suceder estas cosas.

domingo, 25 de noviembre de 2012

MALDITO PERDÓN

En la cárcel luché contra todos por enseñarles que soy vasco. Al que me llamaba español no le contestaba. Para enojarme y en plan de bromas, algunos me gritaban español. Mi respuesta era contundente ¡Chinga a tu madre¡ Enseñé que los vascos somos vascos, muchos me pedían explicaciones y se las daba y así, fui El Vasco de Chiconautla.
me avergüenza e indigna que me llamen español, mi orgullo, inmenso orgullo, es el ser vasco y como tal, haber militado en ETA, nuestro glorioso ejército de liberación nacional. Antes de militar en ETA, vi cómo los españoles masacraban a nuestro pueblo, cómo torturaban y asesinaban a nuestros hermanos, a nuestros patriotas. En estos bestiales crímenes perdí a mi queridísimo amigo Santos Blanco, un auténtico hermano.
Son muchos, en nuestra moderna historia, entre nuestros soldados y entre gente del pueblo, que han sido asesinados por las tropas invasoras españolas, son cerca o más de 300, a esto hay que añadir los miles de torturados por el simple hecho de ser vascos y que decir de los miles de exiliados que hemos tenido que dejar nuestra amada patria mientras que la bota extranjera sigue mancillando nuestro suelo; pero aparte, a nuestro pueblo, el pertenecer a esa España que no queremos y a lo largo de nuestra historia, le ha costado otros miles de muertos, cómo olvidar Guernica, donde mujeres, niños y ancianos fueron masacrados sin piedad. Sé que sucedió esto último hace muchos años y bajo otras circunstancias, sin embargo, es parte de nuestra historia y no deja de ser por lo mismo de pertenecer por la fuerza a esa España de la que tan sólo queremos separarnos para formar una nación libre y soberana como nos pertenece.
Ahora, lleno de indignación, veo como nacionalistas, hermanos, hablan de la deshonrosa actitud de pedir perdón al invasor, a los familiares de los ejecutados por nuestros patriotas.
¿Cómo es posible tal actitud? ¿Para eso dieron sus generosas vidas nuestros patriotas? La muerte de mi amigo Santos no la pagan ni con la vida de cien millones de asesinos como quien lo mató y lo mismo sucede con la de tantos y tantos hermanos asesinados por las fuerzas invasoras españolas.
Veo en El País, a llamados abertzales, guardar silencio en el aniversario de la muerte de unos txakurras españoles disfrazados de vascos. ¿Es que acaso esos malditos que usan txapela en la paz y se ponen sus cascos para reprimir a nuestro pueblo, no han destruido a nuestros comandos, no han encarcelado a nuestros hermanos, no han llegado a asesinar a nuestros patriotas?
Un día una persona me preguntaba en México si había ganado algo con eso. Viendo la heroica lucha que mi pueblo llevaba por su libertad, cómo luchaba cuando asesinaban a un patriota haciendo una impresionante huelga general y participando en mil batallas contra las fuerzas invasoras españolas, respondí lleno de orgullo que por un pueblo así merece la pena luchar, merece la pena morir. Más hoy, ante una total bajeza, no sé si sentir orgullo o vergúenza de ser vasco, bueno, la vergúenza nunca la sentiré, pues sé que todavía nos queda mucha gente por la que merece la pena luchar y que son dignos representantes de nuestro  noble y buen pueblo y además y lo principal, tenemos a nuestra Euskal Herria, Pero esto del perdón no tiene nombre, si alguien debe pedir perdón son ellos a nosotros, sin embargo ese perdón no lo necesitamos, pues nuestros patriotas no dieron sus vidas para que les pidan perdón, la dieron por conseguir una patria libre y justa.
Mantegamos la dignidad por encima de todo, pues ésta es nuestra razón, la razón de un pueblo que lucha por su justa libertad, sus muertos, ellos se lo buscaron por invadir un país que no es suyo o por colaborar con esas fuerzas invasoras de uno u otro modo, a los nuestros, nosotros les lloraremos o mejor todavía, los pondremos donde se merecen, en los altares de la patria y serán nuestro orgullo y el orgullo de futuras generaciones cuando semos libres.
Señores de la izquierda vasca, señores que un día lucharon al parecer para verse bien ante el pueblo y que por lo que se ve la propaganda fascista del invasor les ha vuelto idiotas y les ha lavado el cerebro, dejen de arrastrar la dignidad de nuestro pueblo por los suelos y ponganse a luchar para que un dia seamos libre y entonces sí, haya una paz auténtica con los españoles y con todo el mundo.